OPINIÓN

TRABAJO PARA CONECTARNOS

Roberto Ravagnani

En el caso de que se trate de un trabajo voluntario, el interlocutor ya se acordó de alguien que inmediatamente me ha puesto en contacto con esta persona, ya marcamos una conversación y por teléfono ya hemos visto que tendría sinergia en el trabajo, que hacemos, ufa, todo eso en pocos minutos gracias al trabajo voluntario.

El trabajo voluntario tiene características increíbles y hasta hoy todavía me sorprende con el poder de conexión que trae.

Coincidencia? Tal vez, pero no creo mucho en esta palabra, creo que los buenos encuentros son posibles gracias a buenos trabajos y buenas conversaciones, regadas con buenos asuntos, a esta combinación podemos dar el nombre de «coincidencia».

Creo que el trabajo voluntario hace un poco de esta combinación, trae personas interesadas en el bienestar propio y del mundo, personas desapegadas de sus egos y del materialismo a que estamos expuestos a diario, por lo tanto las personas que tienen sintonía con el llamado «bien», no estoy que demoniza a quien no practica el voluntariado, sólo creo que aquí, un poco diferente de la física, los iguales se atraen de forma sinérgica, para co-crear para sí con buenos resultados para el prójimo.

Dejo siempre muy claro en mis textos, charlas, programas de radio y conversaciones, que trabajo voluntario tiene que hacer bien en primer lugar para quien hace y como resultado, trae buenos beneficios para quien recibe.

Si no es bueno para quien lo hace, éste se va desinteresado muy rápido por el trabajo, se va desmotivando y no va a conseguir entregar bien y ni dedicarse como debe, todo voluntario, la causa escogida, por lo tanto, yo en primer lugar y después nosotros. Parece pedante, egoísta, pero es una condición importante para hacer bien lo que nos proponemos, esto vale para el trabajo voluntario así como para nuestra vida.

Si no valoramos a nosotros mismos, si no cuidamos de nosotros, si no nos conocemos, ¿quién lo hará?

El trabajo voluntario y / o el compromiso social es una gran herramienta para este conocimiento, cuidado y valoración del «yo» para cuidar también del «nosotros».

¿Vamos a cuidar?

El autor es Roberto Ravagnani, ponente, periodista (MTB 0084753 / SP), radialista (DRT 22.201), contendiente, profesor de voluntariado y Consultor de voluntariado y responsabilidad social empresarial. Voluntario payaso hospitalario desde 2000, fundador de la ONG Canto Ciudadano, Asociado para el voluntariado de GIA Consultores en Chile, fundador de la Alianza Payasos Por el Mundo, Consejero Director de la Red Filantropía, socio de la empresa de consultoría Comunidea y miembro Engage for business. www.robertoravagnani.com

Agregar comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario