UNA VUELTA AL MUNDO

Mandreke: el mago que entro atado al agua pero nunca salió

Prometió aparecer en segundos, pero nunca emergió de las aguas turbias.

La policía india encontró ayer, lunes, el cuerpo sin vida de Chanchal Lahiri, el mago que el domingo se sumergió en el río Ganges amarrado con cadenas y cuerdas, prometiendo regresar a la superficie en pocos segundos.

El también conocido como «Mandrake el mago» indio, fue declarado como desaparecido después de que no emergiera de las turbias aguas y la policía inició de inmediato un operativo de búsqueda, aunque con pocas esperanzas de hallarlo con vida.

Según informó The Times of India, en la tarde (local) del lunes, la policía encontró un cuerpo con características parecidas a las del mago.

«Tratamos de localizarlo. Pero parece que la corriente lo arrastró», explicó un policía. El funcionario también señaló que Lahiri había solicitado permiso, pero que había mencionado que el acto ocurriría en un bote o velero, y que no habría contacto con el agua.

«Sin embargo, él mencionó vagamente un ‘acto extra’ que no aclaró. Estamos investigando», agregó el policía.

«Si puedo liberarme, será magia. Si no puedo, será trágico», había señalado el hombre de 40 años antes de sumergirse en el Ganges.

El «Mandrake el mago» indio estaba esperanzado, ya que aseguró que hace 21 años había realizado un truco similar, pero en condiciones más difíciles. En esa oportunidad Lahiri se sumergió también amarrado, pero además dentro de una jaula de vidrio.

«Demoré solo 29 segundos en salir», afirmó respecto a esa prueba.

En 2013, en tanto, el hombre volvió a intentar realizar un acto de escapismo, pero entonces quienes lo presenciaban se dieron cuenta que la jaula donde estaba encerrado, tenía una puerta.